Contáctenos: (511) 988-855-051   
Identificarse Registrar

Identificarse

Método Ponseti

Información para los Padres

  • Posted on:  Lunes, 02 Junio 2014 02:26
  • Escrito por 

Información Por Los Padres

¿Qué es el pie bot?

El pie bot es la deformidad más común de los huesos del pie y articulaciones en recién nacidos.  Ocurre en aproximadamente 1 en 1,000 bebes. La causa del pie zambo no es comprendida, pero es más probable que es un trastorno genético y no está causado por algo que los padres hicieron o no hicieron. Por lo tanto, no hay una razón para los padres de sentirse culpable por tener un niño con pie bot. El riesgo de tener un segundo niño con pie bot es aproximadamente 1 en 30.

Los padres de un infante que es normal salvo el pie bot pueden estar tranquilos que su niño, cuando sea tratado por un experto en este campo, tendrá un pie normal de apariencia y esencialmente normal de función.  El pie bot bien tratado no causa un impedimento físico y el individuo es completamente capaz de vivir una vida normal y activa.

Empezar el tratamiento

Se manipula el pie suavemente por un minuto cada semana para estirar los ligamentos y tendones bajos y apretados en el lado medial, posterior y inferior del pie. Un yeso que extiende desde los dedos del pie a la ingle se aplica. El yeso mantiene la corrección obtenida por la manipulación y relaja los tejidos para la próxima manipulación. En esta manera, los huesos y articulaciones desplazados se vuelven gradualmente a la alineación correcta. El tratamiento debe empezar durante las primeras dos semanas de la vida para aprovechar de la elasticidad favorable de los tejidos a esta edad.

Asistencia en casa para el molde

Compruebe la circulación en el pie cada hora para las primeras seis horas después de la aplicación, y después cuadro veces por día. Apriete suavemente los dedos del pie y mire al regreso del flujo de sangre. Los dedos del pie se ponen blancos y después se ponen rosas si el flujo del sangre al pie esté bueno. Este es llamada “palidecer.” Si los dedos del pie son oscuros y fríos y no palidecen (blanco a rosa), el molde puede ser demasiado apretado. Si este ocurre, vaya a la oficina del doctor o al departamento de emergencia local para preguntar si se pueden comprobar el molde. Si su niño tiene un molde de fibra de vidrio de rollo blando quitelo.

Apunte la relación entre las puntas de los dedos del pie y el fondo del molde. Si los dedos del pie parecen que se están encogiendo en el yeso, regrese a su oficina del doctor o una clínica para una evaluación.

Mantenga el molde limpio y seco. El yeso puede ser limpiado con un trapo húmedo si se pone sucio.

El molde debe ser puesto en una almohada o una almohadilla blanda hasta que esté seco y duro. Con el niño/a en su propia espalda, ponga una almohada debajo del yeso para elevar la pierna para que el talón extienda un poco más allá de la almohada. Esta acción impide la presión en el talón que puede causar una llaga.

Prevenga el ensucio del yeso por cambio de los pañales con frecuencia. Mantenga la parte superior afuera del pañal para prevenir que la orina y las heces entren en el yeso. Las pañales desechables y pañales con piernas de elástico son ideales si son disponibles.

Informa su doctor o el enfermera de la clínica si nota:

 

  • Mal olor o supuración del interior del yeso
  • Piel rojo y muy irritada o heridas en los bordes del yeso
  • Mal circulación en los dedos (vio #1 mas arriba).
  • Si el yeso se quita.
  • Si el niño tiene fiebre de 38.5 C / 101.3 F (o más alta) sin causa justificada, como un resfriado o virus.

 

Se pondrá un nuevo yeso cada 5 o 7 días.

El yeso se quitará con un cuchillo del yeso especial; por eso, es necesario que el yeso se ablande en el día que están viendo al clínico. Para hacer esto, pon tu niño en una bañera o un fregadero, asegurando que el agua esté templada en el interior del yeso (aproximadamente 15-20 minutos). Después de bañarse, enrolle el yeso con una toalla húmeda y cubre esto en una bolsa de plástico. una bolsa de pan trabaja bien para eso.

Duración del tratamiento activo

Cinco a siete yesos (extendiendo de los dedos a los muslos, con la rodilla a un ángulo recto), durante un periodo de cuatro a siete semanas, deberían ser suficientes para corregir la deformidad del pie bot. Incluso los pies muy rígidos no requieran más que ocho o nueve yesos para obtener la corrección máxima. Tomar radiografías del pie no es necesario, salvo en casos complicados, porque el cirujano puede palpar la posición de los huesos y el grado de corrección con sus dedos.

La finalización del tratamiento activo

Un procedimiento menor de la oficina es necesario para terminar la corrección en la mayoría de los pies. El parte posterior del tobillo con una crema analgésica o una inyección, después de la cual el tendón calcáneo será divido con un bisturí estrecho. Un yeso final será aplicado. El tendón regenera a la longitud y fortaleza apropiada cuando se quita el yeso 3 semanas después. Al final del tratamiento, el pie debería aparecer un poquito demasiado corregido, con una forma de pie plano. Regresará a lo normal en unos meses.

Mantener la corrección- la férula de abducción de pie

Por lo general, la deformidad de pie recae después de la corrección. Para prevenir las recidivas después de quitar el yeso final, una férula de abducción tiene que ser llevado, sin importar si el tendón Aquiles fuera cortado. Hay muchos tipos diferentes de férulas de abducción disponibles. La más común consiste en zapatos con punta abierta, borde recto, que extienden hasta el tobillo y que son atadas a los extremos de una barra ajustable de a aluminio. La distancia entre los talones de los zapatos es igual al ancho de los hombros del niño. Se hace modificaciones a los zapatos para impedir que se quite. El zapato del pie bot está girado 60 a 70 grados y lo del pie normal (si el niño tiene solamente un pie bot) 30 a 40 grados. Se lleva la férula 23 horas cada día por 3 meses al mínimo y, después, durante la noche y las siestas por 3 a 4 años.

Durante la primera y segunda noche de levantar la férula, el bebé puede ser incomodo mientras se ajusta a tener los pies adjuntados. Es muy importante que no se la quite porque es probable que la recidiva ocurra si no se la lleva como es recetado. Después de la segunda noche, el bebé habrá adaptado a la férula. Cuando no es necesario llevarla, se puede llevar zapatos nor- males.

La férula de abducción de pie solamente se usa después de que el pie zambo ha sido corregido completamente por la manip- ulación, los yesos en serie, y quizás, el corte del tendón Aquiles. Aún cuando bien corregido, el pie zambo tiene la tendencia de recaer hasta que el niño tiene aproximadamente 4 años. La férula de abducción, que es el único método de impedir la recidiva, es eficaz en 95% de los pacientes cuando usado como se describió anteriormente. Uso de la férula no retrasará el desarrollo del niño en cuanto a sentarse, gatear, o caminar.

Instrucciones de llevar por la férula de abducción de pie

Siempre use calcetines de algodón que cubren el pie donde el zapato toca la pierna y el pie del bebé. La piel de bebé puede ser sensitiva después del yeso final, así que puede querer usar dos pares de calcetines solamente por los dos primeros días. Después del segundo día, use solamente un par.

Si el niño no se queja cuando pone la férula, puede enfocar primero en colocar el pie peor y el pie mejor después. Sin embargo, si el bebé da muchas patadas, enfoca en el mejor pie primero porque el bébe tiende entrar por sí mismo en el segundo zapato mientras dar patadas.

Sujete el pie en el zapato y tense la correa de tobillo primero. La correa ayuda a mantener el talón bien plantada en el zapato. No marques el agujero en la correa porque, con uso, estira la correa y la marca será sin sentido.

Baje y levante la pierna inferior para probar que el talón del niño está bien plantado en el zapato. Si los dedos muevan un lado a otro, el talón no está bajado, y debería tensar la correa. Debería marcar una línea en la parte superior de la plantilla del zapato para indicar la posición de las puntas de los dedos del niño; los dedos estarán acá o más allá de esta línea si el talón sea en la posición correcta.

Ate los zapatos fuertemente pero no corte la circulación. Recuerde: la correa es la parte lo más importante. Se usa los cor- dones para mantener el pie en el zapato.

Asegúrese que todos los dedos del bebé son rectos y que ningunos son doblados. Hasta que puede asegurarse, puede cortar las puntas de unos calcetines para poder ver todos los dedos con claridad.

Consejos prácticos para la férula

Considere que el niño estará inquieto los 2 primeros días. Esto no es porque la férula es dolorosa sino porque es algo nuevo y diferente para el niño.

Juegue con su niño en la férula. Esto es crucial para acortar y disminuir la irritabilidad que es provocado por su niño no puede mover las piernas independientemente. Es necesario que enseñe su niño que el/ella puede mecerse y hacer  patadas con sus piernas juntos. Puede empujar y tirar de la barra con cuidado para enseñar a su niño doblar y extender sus rodillas simultáneamente.

Use la férula rutinariamente. Los niños toleran la férula mucho mejor si se convierte en rutina su uso. Durante los 3 o 4 años de uso en las noches y los sueñecito, póngale la férula cada vez que el niño va a su sitio de dormir. De esta manera el niño entenderá que en este tiempo del día, tiene que usar la férula. El niño la tolerará mejor si el uso de la férula es un “parte de su vida”.

Ponga almojadilla en la barra. Cinta del manillar de una bicicleta trabaja bien por eso. Esto protegerá a su niño, a Us. mismo, y sus muebles de la barra cuando el niño está usando la férula.

Nunca use lociones de piel en zonas enrojecidas. Lociones empeora el problema. Un poco de enrojecimiento es normal con uso. Zonas enrojecidas intensas o ampollas, especialmente en el parte posterior del talón, usualmente significa que la bota llevaba más suelto que es necesario. Asegúrese que el talón está bien dentro de la bota. Si hay una zona de enrojecimiento o una ampolla en la piel, llame a su doctor.

Si el niño se continúe a escaparse de la férula, y el talón no está bien dentro de la bota, pruebe lo siguiente:

a. Apriete un punto más la correa.

b. Apriete un poco más los cordones de la bota.

c. Quite las lengüetas de los zapatos. El uso de la férula sin lengüeta no perjudicará al niño

d. Puebe cambiar la dirección de los cordones para que el moño es cerca de los dedos.

Apriete periódicamente los tornillos en la barra.

Supervisión continuo

Después de corrección completa del pie zambo, visitas a la clínica se programara’ cada 3-4 meses por 2 años y después con menos frecuencia. Su doctor decidirá el duración del usado de la férula. Esta decisión se depende en la severidad de la defor- midad y la tendencia por una recidiva. No termina el tratamiento temprano. Visitas anual se programara’ por 8 o 10 años para checar por recidivas continuas.

Recidivas

Si hay una recidiva durante los 2 o 3 años primeros,  manipulaciones semanales y yesos son reanudando. De vez en cuando, una otra tenotomía del tendón de alquilo es necesario. En algunos casos,  a pesar del usado de la férula correcto, una poca cirugía es necesario cuando el niño tiene más de 3 años para prevenir las recidivas. La cirugía trasplante el tendón tibial ante- rior del interior del pie al medio del pie.

Visto 52786 veces Modificado por última vez en Lunes, 02 Junio 2014 02:58
Inicia sesión para enviar comentarios

Método Ponseti